Sociedades Anónimas Panameñas

Sociedades Anónimas Panameñas

Sociedades Anónimas Panameñas

Las ventajas de la República de Panamá, se establecen a través de algunos mecanismos, entre estos tenemos:

I SOCIEDADES ANÓNIMAS:

A. Cualidades

  • Simplicidad en la organización y administración.
  • Rapidez en su organización. Una Sociedad Anónima puede ser organizada en tres o cuatro días.
  • Bajo costo de organización y mantenimiento.
  • Ausencia de controles gubernamentales, excepto cuando se trata de valores que se ofrezcan al público.
  • Estabilidad de la Ley. La Ley 32 ha sido modificada en pocas ocasiones y esto le ha dado aceptación en la comunidad internacional.
  • Se permiten toda clase o tipos de acciones, entre las acciones al portador, las que no tienen valor nominal, las redimibles y aquellas con privilegios especiales.
  • No se requiere suscripción de un capital mínimo.
  • Tienen reglas flexibles en cuanto al aumento y a la reducción del capital social.
  • Se permiten oficinas locales registradas sin que esto implique tener que tributar (pagar impuestos).
  • Tienen reglas flexibles en cuanto a la disolución de la sociedad.
  • No tienen control de cambios fiscalizados.

B. Procedimiento de Organización. 

Artículo 1: Dos o más personas mayores de edad, de cualquier nacionalidad, aún cuando no estén domiciliadas en la República de Panamá, podrán constituir una sociedad anónima.

Estas dos personas suscriben primero el Pacto Social en documento privado, luego deben protocolizarlo ante una notaría pública de la república, donde dicho pacto es elevado a Escritura Pública, para finalmente ser inscrito en el Registro Público.

B.1 Pacto Social.

No  hay mayores exigencias en cuanto al Pacto Social, el cual debe contener la siguiente información:

1.- Nombre de la sociedad: el cual puede estar escrito en cualquier idioma.

2.- El objeto u objetos generales: sin necesidad de ser específicos o mencionarlos taxativamente, es decir, su objeto es ilimitado, la sociedad se puede dedicar a cualquier negocio lícito.

3.- El monto del Capital Social y el número y clase de acciones en que éste se divide. Por ejemplo, sin son valor nominal o sin él.
4.- Duración de la sociedad: la cual puede ser perpetua; igualmente el domicilio de la sociedad, el que podrá ser en Panamá o cualquier otro país.

5. –  Los nombres y direcciones de los Directores de la Sociedad, quienes no podrán ser menos de tres, y quienes no tendrán que ser accionistas y podrán  tener cualquier nacionalidad y ser residentes de cualquier país (cuando el cliente lo solicite, podemos proporcionarle también directores y dignatarios nominales por un costo adicional mínimo al año.

6. – Los nombres de los primeros Dignatarios de la Sociedad  quienes no tendrán que ser directores y accionistas, y podrán tener cualquier nacionalidad y residir en cualquier país. La ley exige que las sociedades tengan un Presidente, un Tesorero y un Secretario, pero una sola persona podrá ocupar más de uno de dichos cargos. Generalmente los directores son también dignatarios.
7. – Nombre y direcciones de los suscriptores del Pacto Social.

  • Las direcciones de los suscriptores y directores pueden ser una sola dirección, usualmente es la dirección del abogado; igualmente para asuntos de confidencialidad, el abogado junto con otra persona suscribe el Pacto Social, y establece una Junta Directiva, y los Dignatarios solo para cumplir con las formalidades. 
  • Ocurrido esto mediante documento privado ante notario público solamente, le ceden las acciones al verdadero propietario ( o sea el cliente) y así este toma el control de la sociedad, pero sin que salga su nombre al público.

 B.2 Estatutos.

Una sociedad anónima, además del pacto social, puede adoptar, si así lo desea, estatutos para regular su organización interna, pero ello no es obligatorio. De adoptarse estatutos, no es necesario que se registren en Panamá; pero de registrarse cada modificación que se introduzca debe también registrarse.

Los estatutos pueden  ser adoptados tanto por la junta directiva como la junta de accionistas, pudiendo modificarlos el mismo organismo que las aprobó originalmente.

Así como se constituye fácilmente una sociedad, también, con toda facilidad se puede reformar un pacto social. Este puede reformarse por acuerdo en  una sesión de accionistas, o por el consentimiento unánime de todos los accionistas, en cuyo caso no es necesario celebrar la reunión de accionistas. Si no se han suscrito acciones, pueden reformar el pacto social los suscriptores originales que otorgaron dicho documento.

 

B.3 Órganos de administración de una sociedad anónima por jerarquía.

Junta de Accionistas

Junta Directiva(Directores)
Dignatarios(Presidente, Tesorero, Secretario)

Una misma persona puede aceptar varios cargos, es  decir, Director-Presidente(al mismo tiempo accionista), o Director-Secretario, Presidente-Tesorero, etc.

B.4 Capital Social.

 

Toda sociedad necesita de un capital social para operar. La Ley 32 no exige ningún mínimo de capital y se limita únicamente en su artículo 2 a exigir que se indique el monto del capital social autorizado, el número y el valor nominal  de las acciones en que se divide.

En realidad es una cifra puramente ficticia ya que la Ley, a diferencia de otros países, no requiere que se emita ni se suscriba, ni mucho menos se pague todo o parte del capital social, en ningún momento. Esta regulación flexible en lo relativo al capital social ha permitido la creación de las llamadas sociedades de papel, las cuales son ideales para la ejecución operaciones de refugio fiscal.

2. Algunas ventajas de las Sociedades Anónimas:

  •  El objeto de la Sociedad (a que se va a dedicar)  es amplio, la Ley permite a la sociedad dedicarse a cualquier negocio lícito aunque no sea semejante a ninguno de los objetos especificados en el Pacto Social o en sus reformas.
  • Los negocios pueden llevarse a cabo en Panamá o en cualquier otro lugar del mundo.
  • La Ley panameña no exige un número determinado de accionistas por lo que una sola persona, puede ser dueña de todas las acciones y por consiguiente, de la Sociedad. El dueño de la Sociedad puede tener un Poder General amplio, que le permite realizar toda clase de actividades en nombre de la Sociedad.
  • La Ley panameña no exige ningún mínimo de capital; se limita únicamente a exigir a los interesados que indiquen el valor total del Capital Social, el número y valor nominal de las acciones en que se divide, y si la Sociedad ha de emitir acciones sin valor nominal.
  • La Sociedad puede constituirse sin previo desembolso del Capital. En consecuencia la Sociedad puede actuar sin realizar el desembolso de fondos hasta el momento en que dichos fondos sean necesarios.
  • Los Directores y Dignatarios de la Sociedad no necesitan ser panameños; pueden ser de cualquier nacionalidad y residir en cualquier país.
  • La Junta Directiva, de acuerdo con la Ley, deberá estar integrada por un mínimo de tres miembros, sin fijarse, sin embargo, límite máximo.
  • Las reuniones de la Junta Directiva de una Sociedad Panameña, pueden tener lugar en cualquier país del mundo.
  • Las Sociedades sólo pagarán el Impuesto Sobre la Renta en Panamá, por los ingresos derivados de actividades lucrativas que se realicen en territorio nacional.
  • El Gobierno de Panamá cobra US $ 300.00 dólares como único impuesto de Registro para las Sociedades, pagadero anualmente dentro de los tres meses siguientes al vencimiento de la anualidad.

Este es el único impuesto sobre las Sociedades Panameñas que realizan actividades fuera del territorio nacional y debe ser pagado anualmente para que la Sociedad no sea considerada morosa con la República de Panamá, etc.

  • Cuando se usan como “Holding”:Las sociedades “Holding”que comúnmente se constituyen en Panamá están exoneradas del pago de Impuesto ya que sus actividades se circunscriben al reparto de  dividendos provenientes de acciones de terceras compañías.

3. PARA ORDENAR UNA SOCIEDAD ANÓNIMA:

Con el propósito de brindarle  un servicio más expedito, las Sociedades Anónimas se podrán ordenar por Fax, Correo electrónico (e-mail), por teléfono y, a un costo adicional, podemos remitir los documentos por “courier” internacional en los casos de extrema urgencia. Para los clientes nuevos, necesitaremos una confirmación de transferencia por Fax por el costo total de la compañía.

Si la Sociedad es solicitada directamente a nosotros vía Fax o por e-mail ( que es la forma más usual para ahorrar gastos) les sugerimos que usen el siguiente formato del cual se deberá enviar únicamente los numerales y la información correspondiente.

FORMULARIO DE CONSTITUCIÓN DE SOCIEDAD ANÓNIMA (COMPAÑÍA)

1.-Favor constituir una compañía de objetos varios con las siguientes opciones de nombre:
a)…..
b)….. ó
c)…..
Con US $ ________________de capital, dividido en _______________acciones comunes de US $____________cada una. O__________acciones sin valor a la par.

2.- Directores nombrados como sigue:
Presidente:____________________
Nombre
_______________
Nacionalidad
_________________Dirección

 

Tesorero:  ________________________
Nombre
________________________
Nacionalidad
________________________
Dirección

Secretario: ________________________
Nombre
________________________
Nacionalidad
_________________________
Dirección

 

3. – Directores nombrados por su organización: ___________

4. -Soy el responsable de cancelar los honorarios por la constitución de la compañía y mi nombre, título, dirección completa y referencias como sigue:

a) ______________________________________
Nombre

b) ______________________________________
Título

c) ______________________________________
Dirección postal

d) ______________________________________
Dirección permanente

e) ______________________________________
Número de teléfono

f) ______________________________________
Referencias

5. -A continuación él (los) nombre(s), título (s), etc. de la (s) persona(s), además de mí mismo, autorizadas para impartirle futuras instrucciones a su firma:

    • _______________________

Nombre
b) _______________________
Título
c) ________________________
Dirección
* Favor suministrar lista completa.

6. -El nombre, título y dirección completa de la parte responsable de los pagos de honorarios anuales para el Agente Residente, derechos de licencia y directores de su firma.

  • ________________________

Nombre

  • _________________________

Título

  • _________________________

Dirección Postal

  • __________________________

Dirección permanente

  • __________________________

Número de Teléfono

NOTA: GENERALMENTE SE ESTABLECE QUE LA SOCIEDAD PUEDE SUSCRIBIR TODO TIPO DE ACCIONES (NOMINATIVAS, AL PORTADOR, CON VALOR NOMINAL, SIN VALOR NOMINAL).

SI EL CLIENTE LO DESEA, SOLO BASTA QUE PROPORCIONE SUS DATOS, Y LA PERSONA (S) QUE FORMARÁN PARTE DE LA SOCIEDAD. SI ES SOLO EL CLIENTE, NOSOTROS LE PROPORCIONAMOS LA JUNTA DIRECTIVA, LOS DIGNATARIOS, ETC.

II.- REGIMEN FISCAL PANAMEÑO DENTRO DE LAS OPERACIONES DE REFUGIO FISCAL.

Uno de los principales motivos para la utilización de los centros de refugio fiscal es el de lograr una reducción en la carga fiscal. Si bien es cierto que no todas las operaciones de refugio fiscal tienen necesariamente como fin principal o único la minimización fiscal la mayoría de estas operaciones sí persiguen este fin primordialmente.

El Tax Haven Enciclopedia, al referirse a los centros de refugio fiscal  los clasifica como jurisdicciones:

  • Donde no existen impuestos importantes,
  • Donde los impuestos se aplican solamente sobre hechos y bienes producidos o ubicados dentro del país, pero no sobre ingresos de fuente extranjera, o
  • Donde se autorizan ciertos privilegios tributarios o determinados tipos de personas o hechos.

Panamá es un ejemplo típico del segundo caso, es decir, los impuestos solo tienen carácter territorial.

A) IMPUESTO SOBRE LA RENTA.

Hablaremos sobre el Impuesto sobre la Renta, ya que éste es el impuesto de mayor incidencia en las operaciones de refugio fiscal.

El Impuesto sobre la Renta está regulado en Panamá, primordialmente, por el Título I, Libro IV del Código Fiscal. (Arts. 694-762) y por le Decreto Reglamentario N° 60 del 1965.
Este impuesto es el gravamen que mundialmente se considera más oneroso ya que en muchos países alcanza tasas que sobrepasan del 50%.
La mayoría de las operaciones del refugio fiscal que tienen como propósito la disminución de la carga fiscal, las mismas están relacionadas con la minimización del Impuesto sobre la Renta principalmente.

En Panamá, el Impuesto sobre la Renta es un gravamen anual y único sobre la renta neta de fuente panameña obtenida por el contribuyente cualquiera sea la nacionalidad o domicilio de este.
El Impuesto sobre la Renta se grava sobre la neta gravable y por ello es importante que conozcamos la diferencia entre la renta neta y la renta bruta.

Renta bruta, como su nombre lo indica, es el total de ingresos obtenidos por el contribuyente en un año fiscal, ejemplo: ingresos generados por el trabajo personal ya sean en forma de sueldos, salarios, sobresueldos, comisiones, pensiones u honorario; ganancias obtenidas en la enajenación de bienes muebles e inmuebles, utilidades de negocios, industrias, etc.

Es importante señalar que el Código Fiscal en su artículo 708 y otras leyes exoneran determinadas rentas del pago del impuesto y  por lo tanto estos ingresos exonerados son considerados no como renta bruta.
Entre los ingresos exonerados por el artículo 708, los de mayor relevancia son:

  • Las rentas de personas en virtud de contratos con la Nación.
  • Las rentas provenientes del comercio marítimo internacional de naves mercantiles panameñas.
  • Los intereses que se paguen sobre los depósitos que se mantengan en bancos establecidos en Panamá, y
  • Las sumas devengadas de regalías provenientes de personas radicadas en la Zona Libre de Colón.

En conclusión, la renta bruta es el total de ingresos no exentos obtenidos por el contribuyente.
La renta neta o gravable por su parte, es la diferencia o saldo que resulta al deducirse de la renta bruta, los gastos y erogaciones deducibles según la Ley.
Artículo 697:
“ Se entiende por gastos y erogaciones deducibles, los gastos o erogaciones ocasionados en la producción de la renta y en la conservación de su fuente.”

Una vez que se obtiene la renta neta o gravable, sobre ella se aplica la tasa impositiva la cual varía dependiendo del tipo de contribuyente de que se trate.

A.1  El Impuesto sobre la Renta y el Principio de la Territorialidad.

Existen diversos criterios para gravar los ingresos o rentas. Entre estos tenemos:

  • Nacionalidad.
  • Domicilio.
  • Territorialidad.

Según el primero, criterio de la nacionalidad el Estado tiene derecho a gravar las rentas de los ciudadanos independientemente del país en que se haya generado.
El criterio de domicilio: son gravables por el Estado las rentas producidas por personas domiciliadas o residentes en su territorio sin importar donde se produjo la renta.
El criterio de la territorialidad establece que solo los ingresos que se generan o se producen dentro del país son gravables con el impuesto sobre la renta(caso de Panamá.
Estados Unidos aplica los tres criterios.
Este principio de la territorialidad esta contemplado en el artículo 694 del Código Fiscal de Panamá:

Artículo 694“ Es objeto de este impuesto, la renta gravable que se produzca de cualquier fuente dentro del territorio de la República de Panamá sea cual fuere el lugar donde se perciba.”

“ Es renta de fuente panameña lo que se produzca de cualquier fuente dentro del territorio de la República de Panamá…independientemente de la nacionalidad, domicilio o residencia del contribuyente o del lugar de la celebración de los contratos…”

Es decir, analizando cada uno de los supuestos que integran al impuesto sobre la renta tendríamos: la producción de la renta (esto es, la existencia de la renta), la fuente que origina esa renta (capital o el trabajo), y por último, el lugar donde se produce la renta.

Así tenemos que un capital que origina la ganancia en el caso de un no residente de la República que celebre un contrato fuera de Panamá para la utilización  de ese capital en Panamá, es un capital que da origen a la renta no porque  venga del exterior, sino, precisamente, porque ese capital ha sido utilizado en Panamá y al ser utilizado en Panamá dio nacimiento a su renta.

Es importante indicar que el artículo 694 consagra dos importantesexcepciones al principio de la territorialidad, las cuales están dirigidas a promover el uso de Panamá como refugio fiscal.

Según el mencionado artículo no se consideran de fuente panameñas las siguientes rentas, aunque estrictamente lo sean:

El criterio de la territorialidad establece que solo los ingresos que se generan o se producen dentro del país son gravables con el impuesto sobre la renta (caso de Panamá.

Nuestro sistema del impuesto sobre la renta descansa en el hecho de que toda actividad que se ejecute en Panamá y de ella surja una ganancia es objeto del impuesto sobre la renta.
Por tal razón, los casos que contempla el artículo 694 parágrafo 2, como dirigir una oficina establecida en Panamá distintas transacciones, no significa que la renta que esas transacciones produzcan sea panameña, ya que su perfeccionamiento, consumación y sus efectos se realizan en el exterior.

A.2  Régimen de Dividendos: cuando son varios accionistas.

En Panamá existe un impuesto de 10% los dividendos o cuotas de participación que distribuyan las personas jurídicas. El impuesto es pagado por la sociedad, de manera tal que el accionista o socio no está obligado a incluir las sumas recibidas en concepto de dividendos en su declaración personal de rentas.

Según el artículo 733 del Código Fiscal, las sucursales de personas jurídicas deben pagar siempre el 10% sobre el saldo de sus utilidades después de pagar el impuesto sobre la renta, independientemente que distribuyan o no dividendos.

Para los efectos de las operaciones de refugio fiscal, es importante saber que según lo establecido por el artículo 694 del Código Fiscal, no se consideran como fuente panameña y por ende no están sujetas al impuesto sobre la renta, las distribuciones de dividendos de personas jurídicas, cuando tales dividendos provienen de rentas de fuente no panameña. Así, una sociedad anónima que se dedique a operaciones de refugio fiscal, cuyos ingresos sean obtenidos fuera de Panamá no está gravada ni con el impuesto sobre la renta, ni con el impuesto de dividendos.

IV. ZONA LIBRE DE COLÓN.

La Zona Libre de Colón es un área segregada, sin población residente, ubicada a cinco kilómetros del Puerto de Cristóbal, donde se puede importar, almacenar, modificar, reempacar y reexportar mercancías sin la aplicación de controles aduaneros.

La Zona Libre de Colón, ubicada en la costa atlántica de la entrada del Canal de Panamá, proporciona a los fabricantes, exportadores y distribuidores de Norte y Sur América, Europa y el lejano Oriente, un área para la movilización de sus productos hacia otros mercados del Hemisferio Occidental.

La magnífica posición geográfica de la Zona Libre, brinda la posibilidad de una fácil distribución de mercancías y productos de todo tipo. Al operar  en la Zona Libre, las compañías extranjeras reducen muchas veces, en uno más meses, la entrega de mercancías a países de América, lo que significa servicio más rápido y ganancias adicionales ya que al operar basándose en una economía de escala se reducen los costos de operación.

El crecimiento y desarrollo de la Zona Libre de Colón ha sido constante desde su apertura al comercio internacional; es la zona libre más grande del hemisferio occidental, y la segunda del mundo, superada solo por Hong Kong.

  1. Actividades permitidas en la Zona Libre de Colón.

Según el artículo 40ª del Decreto-Ley 18 de 1948 en la Zona Libre los usuarios pueden “… almacenar, exhibir, empacar, desempacar, manufacturar, envasar, montar, ensamblar, refinar, purificar, mezclar, transformar, y en general operar y manipular toda clase de mercancías, productos, materias primas, envases y demás  efectos  de comercio con la única excepción de los artículos cuya importación sea prohibida de acuerdo con las leyes de la República.”

En los últimos años se ha dado especial atención al desarrollo de la industria del ensamblaje y maquila en la Zona Libre de Colón, reflejo de esto esta el Decreto  5 de 1979 el cual otorga incentivos a esta industria.

  1. Requisitos y formas de operar en la Zona Libre de Colón.

Cónsono con la liberalidad de la legislación panameña en materia comercial, toda persona natural o jurídica, ya sea natural o extranjera, puede operar en la Zona Libre de Colón, y para ello no necesita licencia comercial o industrial ni un mínimo de capital para invertir, estas facilidades, son, lógicamente, formas de incentivar y atraer tanto a las empresas nacionales como a las internacionales para que se establezcan en la Zona Libre.

Una de las pocas limitaciones impuestas por la legislación sobre la Zona Libre  es la de exigir que toda empresa que opere allí debe garantizar el empleo mínimo a diez trabajadores panameños; por otro lado la legislación panameña brinda las condiciones necesarias para el ingreso y permanencia de los ejecutivos de las empresas extranjeras que operan  en la Zona Libre.

Para poder operar en la Zona Libre se requiere únicamente la autorización  de la Institución, para la cual el interesado debe presentar a la administración una solicitud que deberá ir acompañada de las siguientes pruebas:

  • Documento que prueba si se trata de una persona natural o jurídica.
  • Pacto social de la empresa y sus modificaciones posteriores.
  • Cartas de referencias bancarias y comerciales.
  • Paz y salvo nacional si se trata de una empresa panameña.

Luego de presentados los documentos, la administración de la Zona Libre estudia la petición y decide se le permite o no a la persona solicitante establecerse en la Zona Libre.

Si es aprobada existen cuatro maneras distintas de operar:

  • Alquiler de terreno
  • Método directo.
  • Mediante la representación.
  • Depósito público.
  • Alquiler de terreno: Mediante el alquiler de terrenos de la Zona Libre, la empresa puede construir almacenes o edificios para su uso privado. Estos contratos se otorgan por un período de 20 años, pero el canon de arrendamiento se paga mensualmente. La empresa se obliga a reexportar no menos del 60% de las mercancías.
  • Alquiler de un local de la institución: las empresas que escogen esta forma se comprometen en mantener el local abierto durante las horas hábiles y a reexportar no menos del 60% de sus mercancías.
  • Representación: esta forma de operar es por medio de arreglos con una empresa establecida en la Zona Libre, para que esta actúe  como representante de la otra.

Esta forma esta condicionada a que la empresa representante actúe únicamente como depositaria  de las mercancías, pudiendo eso sí, entre otras cosas, efectuar el acarreo de mercancías, confeccionar, tramitar la documentación de recibo y despacho, facturar y cobrar las cuentas a nombre de la empresa representada.

La empresa representada, en esta forma, mantiene el título de propiedad de las mercancías. El costo de representación se fija de común acuerdo entre las partes, y en algunos casos se determina basándose en convenios de acuerdo al volumen o peso de las mercancías ingresadas o despachadas.
Los acuerdos de representación deben tener la autorización de la administración de la Zona Libre, ya que los mismos también se les aplica la exigencia del 60% como mínimo de reexportación.

  • Depósito Público: es a través del uso de los depósitos públicos   que maneja la propia administración. Con estos depósitos el comerciante recibe, almacena, y opera sus mercancías en la misma forma que cualquiera otra empresa almacenadora establecida en la Zona Libre, debiendo pagar sólo  una tarifa establecida en base el espacio utilizado.
  •  Trámite de Comercialización:

Cuatro Tipos diferentes de trámites     comerciales:

  • Importación: se permite la entrada de cualquier mercancía de importación no restringida en Panamá. Las mercancías introducidas en la Zona Libre  no están sujetas al impuesto de importación, y no es necesario tampoco presentar la factura consular expedida por el Cónsul panameño en el puerto de despacho. Basta con que se presente el conocimiento de embarque y la factura comercial. Para que la mercancía pueda ser introducida a la Zona Libre, la misma debe  estar consignada a una casa o empresa establecida legalmente a ella.
  • Reexportación las mercancías que salen de la Zona Libre, por regla general, no están sujetas a impuestos de exportación; las exportaciones se hacen por medio del formulario de “salida” de la Administración de la Zona Libre. No se exigen copias de las facturas o documentos de embarque de la mercancía, y las exportaciones no están sujetas a permisos especiales.
  • Traspaso: son permitidos los traspasos de mercancías  que se encuentren legalmente dentro de la Zona Libre entre personas o compañías establecidas en el área.
  • Salida Simbólica: Se permite que se facture desde la Zona Libre un producto que salga directamente de la fábrica o de los vendedores mayoristas al importador, sin que el producto pase físicamente por la Zona Libre, mediante el uso  de los documentos de entrada y salida simbólica, Lo que se conoce como Transfer Pricing.

V. EL CENTRO FINANCIERO INTERNACIONAL PANAMEÑO.
La expansión de las compañías transnacionales ocurridas con posterioridad a la segunda guerra mundial, creó una notable demanda monetaria, la cual fue producto de la necesidad de financiar el crecimiento de las empresas.

La banca de los países desarrollados que era y es la que tiene la capacidad de satisfacer estas demandas masivas de capital, sé vió, en ese entonces, limitada en sus esfuerzos para suplir dicha necesidad, ya que sobre ella pesaban estrictos controles y reservas sobre la transferencia de sus monedas a los mercados extranjeros.

Para poder satisfacer estas frecuentes demandas mundiales de capital financiero, los bancos tradicionales de los países desarrollados han establecido sucursales en otros países con legislaciones más favorables, creando así los llamados Centros Financieros Internacionales, cuya función principal es la de servir de extensión geográfica a los centros bancarios tradicionales como New York y Londres.

Los depósitos mantenidos en estos centros financieros llamados genéricamente como eurodólares, y los mismos han facilitado la creación de mercados internacionales de divisas no sometidos a estrictos controles de intercambio.

En la mayoría de los casos, estos centros financieros  han surgido en países considerados refugios fiscales, ya que los mismos ofrecen legislaciones flexibles poco exigentes, que permiten libertad  de operación y la reducción de los costos de operación.

Entre los refugios fiscales más utilizados por la banca internacional tenemos a Bahamas, Islas Caimán, Panamá, Singapur y Hong Kong.
Un estudio de la Administración  de Rentas Internas  de los Estados Unidos, al hacer referencia a la utilización  de los refugios fiscales por los bancos norteamericanos se expresó en la siguiente manera:

“Hoy en día, la mayoría de los grandes bancos tienen sucursales en Bahamas, e Islas Caimán. Ellos están allí  principalmente para participar en el mercado de Eurodólares libres de todo control por parte de Estados Unidos. Regularmente, estas sucursales toman depósitos de extranjeros y los prestan a su vez a sus clientes internacionales y multinacionales.
Estas transacciones podrían ser hechas en los Estados Unidos, pero los depósitos estarían sujetos a requisitos de reserva de impuestos por la Reserva Federal. Según estos requisitos, una porción de los depósitos tendría que ser retenida sin poder ser prestada y consecuentemente, sobre esta porción se producirían ingresos. De esta forma, es más ventajoso operar en los centros financieros internacionales ya que en ellos pueden prestarse el porcentaje de los depósitos que se desee…”

La legislación bancaria panameña ofrece estupendas facilidades e incentivos para el establecimiento de la banca extranjera en nuestro país.

¿Qué significa que Panamá sea considerado un Centro Financiero Internacional?

  • Legislación liberal en cuanto al tratamiento  de factores productivos ( Capital y trabajo) de origen extranjero.
  • Legislación especial en cuanto a la formación de sociedades especialmente anónimas.
  • Existencia de la Zona Libre de Colón.
  • Sistema monetario y bancario.
  • Legislación tributaria.

En cuanto al tratamiento de factores productivos (punto 1) se encuentra consagrada, incluso  en la Constitución Nacional, en la medida en que no se formaliza allí ninguna discriminación extemporánea en cuanto al capital y trabajo extranjero con respecto al capital y trabajo nacional.
Los Artículos 20, 68,242,244 y 253 de la Constitución Nacional son disposiciones expresivas para ratificar la afirmación anterior.
En ese sentido, el artículo 244 de la Constitución Nacional permite la creación de empresas privadas de utilidad pública con participación mayoritaria de capital panameño, previendo el mismo artículo la posibilidad de excepciones a esta misma regla general, siempre y cuando la Ley se la defina.

El artículo 252 de la Constitución Nacional, permite a extranjeros el ejercicio del comercio al por mayor sin ningún tipo de restricciones.
En cuanto al comercio al por menor dispone que el mismo es reservado a los panameños por nacimiento y los naturalizados, pero  permite su ejercicio a personas naturales y jurídicas extranjeras no autorizadas a ejercer el comercio al por menor, tener participación en compañías que vendan productos manufacturados por ellas mismas.

La legislación bancaria, el sistema monetario y bancario de Panamá, es muy amplio, permitiendo la existencia de bancos en condiciones muy flexibles y con una amplia posibilidad de operaciones en Panamá.

Su régimen general establecido por el Decreto de Gabinete 238 del 2 de julio de 1970 que entre otras cosas creo la Comisión Bancaria Nacional, integrada por 7 miembros, 3 de la banca privada.

Este decreto dota a la Comisión Bancaria de algunos instrumentos de política monetaria adaptados a la especial naturaleza del sistema bancario panameño, caracterizado en particular, por la ausencia de un Banco Central.

Tales instrumentos son esencialmente, le encaje variable, le sistema de crédito de contingencia y la facultad de reglamentar la tasa de interés aplicable a ciertas operaciones de los bancos.  El sistema monetario bancario se complementa además con la existencia en la práctica de una única moneda, el dólar americano, lo que hace a Panamá uno de los pocos lugares del mundo que utilizan exclusivamente una divisa internacional como moneda nacional, sin ser precisamente el país emisor de dicha moneda.

LA CONFIDENCIALIDAD BANCARIA EN PANAMÁ.

El anonimato en las transacciones bancarias en Panamá, es asegurado por las cuentas cifradas y por la confidencialidad bancaria en general.

  • Cuenta Cifrada: el propósito de estas cuentas es el de obtener estricto secreto con relación a la existencia de una cuenta bancaria, su balance y su propietario.

Para los efectos bancarios los intereses devengados a favor del depositario son considerados parte integrante de la cuenta cifrada y los mismos está sujetos a una rigurosa confidencialidad.

Para asegurar el anonimato, la Ley establece que no es necesaria que el nombre del librador aparezca en los cheques y órdenes de pago que se giren contra la cuenta. El banco esta obligado a pagar dichos cheques y órdenes de pago siempre y cuando en ellos aparezcan la firma autorizada y el código o número de la cuenta.

En cuanto  a las facultades de manejo de una cuenta cifrada la ley establece”…en el caso de fallecimiento de una de las personas autorizadas para girar contra una cuenta cifrada conjunta, los sobrevivientes podrán continuar girando contra la misma.”

Es importante señalar que los poderes para retirar fondos de estas cuentas no se extinguen por la muerte del poderdante.

Las cuentas cifradas gozan del más alto grado de confidencialidad bancaria, por ello toda la información relativa a una cuenta bancaria cifrada, ya sea con relación a su propietario, al saldo o a la existencia de la misma debe mantenerse  en total secreto por los gerentes y los demás empleados de la institución bancaria.

Tales datos solos pueden ser relevados al funcionario de instrucción, jueces y magistrados que  conozcan de procesos criminales.

Estos, a su vez, deben mantener la información suministrada en estricta reserva. Así, en ningún otro caso puede un funcionario público obligar al banco a suministrar información relativa a una cuenta bancaria cifrada, así como tampoco puede secuestrarla o embargarla.

Los funcionarios bancarios que revelen información sobre una cuenta cifrada, en forma no autorizada por la ley, serán penados con reclusión de treinta días a seis meses, y con multa de diez mil dólares.

  • La Confidencialidad Bancaria.

El secreto bancario puede ser definido en forma generalizada como la obligación profesional, ética y legal que tiene todo banquero y empleado bancario para con su cliente de no revelar a terceros, ni las operaciones que ellos mantienen con él, ni las informaciones comunicadas por el cliente sobre sus negocios personales.